lunes, 1 de octubre de 2007

Listas incompletas (que nunca estarán completas)

Lista de cosas que odio

- Tener que explicar por enésima vez la misma cosa a la misma persona, cuando ésta me ha ignorado en el momento de la explicación.
- Que me pregunten si estoy enojada cuando es evidente que lo estoy.
- Que afirmen que estoy resfriada porque estornudé la única vez en el día (que no saben que estornudar es una manera de despejar las vías respiratorias?)
- A los neuróticos que tocan la bocina sin parar en un taco. Con eso no lograrán que pase la congestión.
- A los desconsiderados que se ponen a hacer maniobras con su vehículo a altas horas de la madrugada o un domingo por la mañana, llámense bocinazos, ruidos de motor y reparaciones varias. Lo mismo con los carpinteros nocturnos.
- A los indeseables que todo el tiempo aseguran que en causas como la Teletón o la campaña del sobre de los bomberos se reúne dinero que no será empleado para los fines que son objetivo y que los organizadores se roban la plata. Si lo creen así es su problema, pero no tienen por qué andar tratando de convencerme a mí ni a los demás. Su opinión no me interesa.
- A los que lloran por dos o tres pesos del vuelto en el supermercado, cuando les preguntan si desean donarlos a una institución de beneficencia. Están en su derecho de reclamarlos, pero eso no les da motivo para echarle la foca a la cajera.
- A la gente que alega con un funcionario de mando medio por no cumplimiento de un servicio, con palabras groseras. No piensan que es un ser humano que sólo cumple con su trabajo y le pagan por hacerlo de esa manera.
- Que me concedan un pedido de malas ganas. Prefiero que me digan NO sonriendo, que SÍ regañando.
- Que cuando pregunto algo me den respuestas circulares (onda “¿Qué es la difusión de la luz?” respuesta: “Es cuando la luz se difunde a través de un medio”).
- A los reporteros que hacen una nota en terreno luego de un maremoto, terremoto, aluvión, inundación o catástrofe del estilo, y le preguntan a algún afectado: “¿Cómo se siente?”… Para eso estudiaron cinco años en la Universidad?
- Los que se olvidan de los cumpleaños, pero se sienten si no los saludan para el suyo (aplicable para todo tipo de fechas importantes)
- Cuando tratan de arreglarme la vida, cuando sólo necesito ser escuchada.
- Que me hagan regalos costosos. Me hacen sentir abrumada y en deuda con el obsequiante.
- Las demostraciones amorosas explícitas en los lugares públicos, o en momentos no apropiados para eso (por ejemplo, en una clase, charla, restaurante, micro, etc.)
- Que les metan susto a los niños con el mal de ojo, el viejo del saco, los insectos o cosas similares.
- Que les den características humanas negativas a los animales que son depredadores, como que la orca es la ballena asesina (además no es ballena), que el leopardo es salvaje porque mata gacelas, o que el tiburón es sanguinario y le gusta comer hombres. Y peor, que convencen a niños y a gente ignorante de que los animales de este tipo son “malos”.
- A los hombres que hacen comentarios y bromas despectivas con respecto a la menstruación, ya que no piensan en cómo se verían o qué harían ellos con su “herramienta” sangrante por cinco días cada mes. Tampoco escogimos tener el síndrome menstrual, si los hombres no nos soportan es cosa de darse la vuelta e irse lejos hasta que se nos pase, pero nosotras tenemos que soportarnos igual durante todo el día.
- En general, a todos los que hacen comparaciones ridículas acerca de cuál sexo es superior, y los que hablan de “igualdad” entre hombres y mujeres. No puede haber igualdad posible, ambos sexos son equivalentes y complementarios. Punto.
- Que en vez de decirme simplemente: “Quiero que esta sea la última vez que nos veamos”, salgan con el típico “Yo te llamo”. (Será por ahorrar palabras? o.O)
- Que le den taaaanto crédito a Pablo Neruda, pero que ni sepan quién fue Vicente Huidobro, ni tampoco se acuerden que Gabriela Mistral también se ganó un Premio Nóbel.
- Conocer al hombre que siempre esperaste encontrar, y que al darte cuenta de ello casi inmediatamente te enteres de que tiene novia (y claro, no la engañará contigo ni con nadie, o dejaría de cumplir los requisitos de tu prototipo de hombre ideal).
- A la gente que critica a la farándula, a los noteros y televisión abierta en general, pero no se pierde Primer Plano ni S.Q.P., compra todos los días La Cuarta o LUN y se sabe al punto el último movimiento de Pato Laguna o Marlen Olivari.
- Que en Chile ganen más plata minas descerebradas, teñidas a lo taxi y con pechugas plásticas, que mujeres en uso activo de sus neuronas pero menos agraciadas físicamente porque pasaron todos esos años estudiando que en el gimnasio o en el quirófano.
- Que MTV ya no sea ni la sombra de lo que fue, que haya pasado de ser un canal de música diversa, donde se pasaba de lo más popero a lo más transgresor, tratando de reflejar lo que “la juventud” escuchaba y pensaba en cada época, a ser un reducto de valores trastocados y nos bombardee con imágenes y palabras de minos y minas huecas, que vendría a representar “el espíritu juvenil” actual (Y si esto es así, debo pensar que la juventud ya me ha abandonado?).
- A los pendejos de mi edad, o más chicos, que salen a “protestar” cada 11 de septiembre, haciendo destrozos en la vía pública, poniendo barricadas, robando y demás actos vandálicos, y que si carabineros les pone un dedo encima los acusan de “abuso de autoridad”, o peor aún, son menores de edad de 17 años que “no tienen discernimiento”.
- Que se prohíba la venta de la pastilla del día después y censuren los anuncios acerca del uso del condón, alegando resguardo a los valores, para luego, pasar a la Marengo bailando el koala y las niñas “ligeras de ropa” del Morandé con Compañía… de qué valores estamos hablando?
- A los idiotas que se declaran enemigos acérrimos del aborto, pero son los primeros en cerrar las puertas del mundo laboral y académico a las adolescentes embarazadas. Porque, claro, a esa edad ellos no incurrían en esos actos impúdicos, y sus hijos actualmente tampoco lo hacen.
- Que la Ley de Murphy sea infalible a tal punto que hasta ella misma falle en ciertas ocasiones.
...

Si no existieran el mundo sería menos infeliz (o al menos, nadie lamentará su ausencia)

- Fernando Solabarrieta, con sus comentarios mamones y su “¡Vamos Chile, que se puede!!!”.
- Pablo Longueira, ojalá Jaime Guzmán se lo hubiera llevado de un ala al otro mundo, a hacer política en el “más allá”.
- Raquel Argandoña, que vendería a alguno de sus hijos a cambio de una entrevista de televisión de un par de millones.
- “Lindorfo” Jiménez, cualquier veterinario mediocre podría dar información más veraz acerca de “la naturaleza”. Lástima que su programa lo ven mayoritariamente niños.
- Steve Irwin… ah, de veras que ya se murió, y ni siquiera se lo tuvo que comer un cocodrilo.
- El weón que clonó casi veinte mil tarjetas bancarias, como si su profesión de ingeniero no le diera para ganarse la vida, pobrecito, y le robaba a gente que seguro son trabajadores de oficio y la plata no les sobra.
- A Sebastián Piñera, que habla de jubilaciones para las dueñas de casa en su campaña presidencial, pero no pudo negarlo cuando le espetaron que le pagaba el mínimo a sus trabajadores. Eso sí es ser consecuente.

...


3 comentarios:

Yo dijo...

Jajajajaja

Muy Caracteristico de ti, migrañando, odiando pateando la perra, esta bueno el listado de cosas que odias.
Ojala que pronto se complete el Ying-yang y aparesca el listado de las cosas que amas.
El balance es el mas dificil truco de la vida y tener ambas caras igual de desarrolladas es lo que le otorga belleza a nuestros espiritus.
Saludos

Neicurehuen dijo...

Sí, migrañando, pero sé que me encuentras razón en un par de cosas... y en cuanto a la lista de las cosas que amo, la guardaré para mí por mientras, una pequeña personita ocupa el primer lugar de ella.

Besos (si es que vuelves por aquí, sino quedarán en el aire)

Yo dijo...

En serio crees que podria un beso tuyo, si va dirigido a mi quedar en el aire??
Ya te he dicho, me gusta que quien quiero me conosca. Es plenamente cierto que te encuentro la razon en mas de una de las cosas por las que pateas la perra, de hecho yo tambien lo hago por cosas similares.
mmmm, bueno, habra que seguir esperando entonces

Cariños